En fin, apego, deseo decirte que te deseo y no ha transpirado que estar contigo es como sobar el gloria. Que dicha la mia que puedo mirarte cada dia, percibir el sofoco sobre tus brazos y el dulce regusto sobre tus labios, pues conozco que nunca Tenemos en el ambiente un amor igual que el